Sin Espacio, un espacio auto gestionado en Cali



Publicado en:
Año: 2017
En Cali existe desde hace poco más de 3 años un proyecto artístico alternativo a la escena institucional del arte de la ciudad denominado “Sin espacio”, que es liderado por Ana María Rosero, Anyna. Desde su apertura ha realizado cerca de 30 exhibiciones. Cuenta con un programa de residencias y sus actividades incluyen además la realización de conversatorios y conferencias. Su programa expositivo se basa en el dialogo intergeneracional entre los artistas que circulan su trabajo en el espacio.


Relativamente cerca de “Lugar a dudas”, uno de los espacios artísticos más reconocidos de la ciudad de Cali, opera “Sin espacio”, un escenario alternativo que ha funcionado de manera mucho más discreta durante los últimos 3 años.  Se trata de espacio independiente de la escena del arte local, que centra su atención en el cruce entre diferentes prácticas artísticas y culturales contemporáneas, que incluyen las artes plásticas, el diseño y la música: “Sin espacio”, es gestionado y dirigido, por Ana María Rosero, Anyna, que tiene como antecedente directo el proyecto “La Plástika Rayada” que anteriormente y durante 7 años, realizó de forma itinerante y efímera, diferentes tipos de exhibiciones y proyectos en la ciudad.  

Es interesante revisar la manera como el establecimiento de proyectos o espacios artísticos, suele engendrar la emergencia de iniciativas que aparecen de manera sucedánea, a veces como crítica o reacción, o a veces como complemento de sus programas.  En el caso de Cali, la escena del arte comenzó a consolidarse a inicios de la década de los sesenta, con las exposiciones realizadas por el Museo de Arte Moderno La Tertulia -surgido a finales de la década anterior-, los Festivales Nacionales de Arte de Cali o las Bienales Panamericanas de Artes Gráficas, entre otros, que hacia finales de esa década, terminaron engendrando como respuesta, proyectos como los Festivales de Arte de Vanguardia o Ciudad Solar, que fue el primer espacio gestionado por artistas que existió en Colombia.

Durante la última década, la ciudad de Cali ha visto como se multiplicaron sus programas de formación profesional en arte, tanto en establecimientos educativos de carácter público como en los de carácter privado y en los últimos 15 años -en varias ocasiones- unieron sus fuerzas instituciones públicas y organizaciones privadas del campo artístico de la ciudad para organizar grandes exhibiciones de arte, como fue el caso de la antología de la obra de Fernell Franco o la realización de los Salones de Octubre o los Salones Regionales de Artistas, entre otros. Esos ejercicios de colaboración interinstitucional, llegaron a su punto de mayor complejidad en año 2008, cuando se realizó en Cali la versión de mayor escala del Salón Nacional de Artistas. Se trató de la versión número 41, cuyo nombre fue: Urgente! y que estuvo conformado por 20 exhibiciones, que incluyeron más de 350 artistas nacionales e internacionales cuyas obras fueron exhibidas en 17 espacios de la ciudad.

Después del 41 salón, hubo una cierta crisis en el campo artístico de la ciudad por los problemas financieros que aquejaron al museo La Tertulia que condujeron a su cierre temporal y por el cierre paulatino y definitivo -por diferentes tipos de motivos- de algunos de los espacios artísticos que albergaron varias de sus exposiciones. Esta situación motivó la consolidación de varias iniciativas artísticas de carácter alternativo que habían surgido recientemente, así como la emergencia de nuevas propuestas.  “Plástika Rayada”, por ejemplo, había emergido 3 años antes del 41 Salón de forma más o menos simultánea a iniciativas como Casa Tomada, Espacio Temporal o El Camión, que tenían como antecedente los proyectos realizados por el colectivo Helena durante la década anterior. Los proyectos que realizó “Plástika Rayada” tenían como peculiaridad el uso transitorio de espacios para acciones itinerantes y transitorias.

“Sin espacio”, retomó el carácter de “Plástika Rayada”, pero se ubicó en un espacio fijo que potencia la continuidad de su audiencia. En este lugar, además de la realización de propuestas de circulación artística, se llevan a cabo actividades de carácter académico así como residencias artísticas, que tienen como su particularidad la búsqueda de cruces intergeneracionales así como el encuentro entre procesos de carácter nacional e internacional.  Las actividades que se llevan a cabo en torno a este espacio se caracterizan por su carácter independiente frente al campo artístico institucional, que implican un alejamiento de los lineamientos que rigen las acciones de los agentes institucionales de la ciudad. Por esa razón sus proyectos implican una postura crítica con el campo artístico de Cali, pero a la vez ofrecen una alternativa que complementa su mirada, lo que permite que se vislumbre una escena artística más autónoma, más contextual y más dinámica, al punto que durante desde sus inicios ha desarrollado cerca de 30 exhibiciones. El nombre del proyecto “Sin espacio”, ejemplifica el lugar desde donde opera políticamente, porque parece aludir al cierre conceptual de los espacios artísticos institucionales que existen en la ciudad de Cali, así como a la carencia de alternativas a ellos.

La necesidad del surgimiento de “Sin espacio” también ha sido el resultado de la mencionada apertura de nuevos programas de formación artística como del cierre de espacios de exhibición institucionales como las salas de Comfenalco o de la Cámara de Comercio. Sin embargo, si resulta un tanto sorprendente que en Cali, existan actualmente 5 programas de formación en artes plásticas, si se considera la población que vive en ella. Sin embargo, la peculiaridad de “Sin espacio” es que su programa expositivo incorpore de manera tan decidida el dialogo intergeneracional que potencia el dialogo entre concepciones artísticas heterogéneas. Se trata de un lugar privilegiado para la circulación del arte emergente junto con la producción creativa de generaciones con mayor recorrido artístico que en muchos casos también incorpora el dialogo con la misma actividad creativa de los artistas que aún están en proceso de formación dentro de alguno de los programas que existen en la ciudad.



Jaime Cerón


Marker